Logotipo-MR.png

ASOCIADOS , S.C.

  • Daniela M.

DEDUCCION DE ACTIVOS FIJOS PARA EL REGIMEN DE PERSONAS FISICAS CON ACTIVIDAD PROFESIONAL

Cuando una persona física que tribute bajo el Régimen de Personas Físicas con Actividad Profesional adquiere bienes muebles, se debe tener en cuenta que estos no podrán ser deducidos de manera inmediata al momento de su compra.

El “Articulo 103, en su párrafo II, de la Ley del Impuesto Sobre la Renta menciona que “No serán deducibles conforme a esta fracción los activos fijos, los terrenos, las acciones, partes sociales, obligaciones y otros valores mobiliarios, los títulos valor que representen la propiedad de bienes, excepto certificados de depósito de bienes o mercancías, la moneda extranjera, las piezas de oro o de plata que hubieran tenido el carácter de moneda nacional o extranjera ni las piezas denominadas onzas troy.

Entonces, ¿De qué manera se puede efectuar la deducción por estas adquisiciones?

La misma autoridad fiscal, en el Articulo 104 de la citada Ley nos menciona el procedimiento a seguir; “Los contribuyentes a que se refiere esta Sección determinarán la deducción por inversiones aplicando lo dispuesto en la Sección II del Capítulo II del Título II de esta Ley. Para estos efectos, se consideran inversiones las señaladas en el artículo 32 de esta Ley. Para los efectos de este artículo, los por cientos de deducción se aplicarán sobre el monto original de la inversión, aun cuando ésta no se haya pagado en su totalidad en el ejercicio en que proceda su deducción. Cuando no se pueda separar el monto original de la inversión de los intereses que en su caso se paguen por el financiamiento, el por ciento que corresponda se aplicará sobre el monto total, en cuyo caso, los intereses no podrán deducirse en los términos de la fracción V del artículo 103 de esta Ley”

Es decir, esta deducción se llevará acabo aplicando las tasas de depreciación de activos fijos, que generaran una deducción paulatina del monto del activo, esto con la finalidad de que solo se disminuya la parte que la autoridad considera, es la razonable con base en la vida útil de los bienes.